Tips y Consejos Para Mamá

Ventajas de dar a luz en el agua

Dar a luz en el agua es el proceso de un nacimiento en una bañera mediante el uso de agua en estado equilibrado ni tan fría, ni tan caliente. Algunas mujeres toman como preferencia hacer la labor en el agua. La teoría principal sobre la realización del parto dentro del agua, debe a que, por lo general el bebé ya ha estado en el saco de líquido amniótico por muchos meses, y el alumbramiento en un ambiente similar podría servir como un toque más suave cuando nazca la criatura, además de provocar menos estrés para la progenitora.

Las parteras, los institutos clínicos de maternidad y una alta cantidad de médicos obstetras consideran que la disminución del estrés del parto puede bajar en gran medida las complicaciones fetales. El nacimiento con agua siempre deberá hacerse con la supervisión de una atención médica competente y calificada.

¿Cuáles son los potenciales efectos y elementos del nacimiento de agua?

dar a luz en el agua

Beneficios en la madre (progenitora). El agua en estado tibio es relajante, reconfortante y con efectos calmantes. En las etapas de ya casi finalizar el proceso de parto, se ha demostrado que el agua aumenta la energía de la madre durante el proceso. El efecto que origina la flotación hace que disminuya el peso corporal de la progenitora, lo que permite la libre circulación sanguínea. Este proceso de flotación también promueve una alta eficiencia en las contracciones uterinas, y una circulación sanguínea mejorada que da como resultado una mejor oxigenación de los músculos uterinos, traduciéndose en un menor dolor para ella, madre, y más oxígeno para el bebé.

La inmersión en agua tiende a ayudar, muy a menudo, en reducir la presión arterial alta motivada por estados de ansiedad. El efecto del agua al parecer, estimula también en la disminución de esas hormonas vinculadas con el estrés, permitiendo que el cuerpo de la progenitora incremente la producción de endorfinas, que son ideales como inhibidores del dolor.

El agua hace que el perineo tenga mayor elasticidad y un poco más flojo, bajando la incidencia y la gravedad de algún posible desgarro, así como de la necesidad de una episiotomía y puntos de sutura un factor muy importante al dar a luz en el agua. A medida que la mujer que trabaja obtiene una mejor relajación física, puede buscar también despejar la mente con una mayor capacidad de concentración en el proceso del parto. El agua ayuda a bajar la ansiedad y los temores.

Beneficios en el infante. Proporciona un ambiente muy parecido al del saco amniótico en el neonato y ayuda a aliviar el estrés en plena etapa del nacimiento en el mismo, lo que podría mejorar un alza en su calma mental y una sensación de seguridad en el infante, mientras conoce al mundo exterior, cuando su madre empieza a dar a luz en el agua.

La forma de planear el alumbramiento en el agua

Existen centros hospitalarios que tienen piscinas para el parto, es cuestión de indagar cuáles son los adecuados y el más cercano a donde residas.  También investigue cuántas mujeres usan esta alternativa en el proceso de dar a luz. Pero tenga en cuenta que solo porque su hospital tenga un grupo de nacimiento no significa que definitivamente estará disponible, o que una partera con experiencia en nacimientos de agua estará de servicio cuando lo necesite.

Por esas razones, muchas mujeres que desean un parto acuático contratan un grupo para llevarlo al hospital (deberá verificar con anticipación si esto está bien) o usar en casa.

Necesitará un gran espacio para erigir la piscina, y tenga en cuenta que una vez que se haya llenado será extremadamente pesado, ¡por lo que las escaleras no son una buena idea! Recuerde también que necesitará una presión de agua adecuada para llenarlo rápidamente y mantener la temperatura recomendada.

Quizá te interese: Mitos sobre el Embarazo

Deja un comentario