Tips y Consejos Para Mamá

Los riesgos de usar tacones en el embarazo

Este accesorio es parte de la vestimenta de la mujer, pero la mayoria de los médicos consideran que las mujeres no deben usar tacones en el embarazo, debido a que durante el embarazo se aumenta de peso,  los ligamentos y músculos ceden y se pierde la estabilidad en la medida que el embarazo  avanza, por el peso del bebe.

El uso de tacones, en este estado de gravidez, hace que se mantengan los pies hinchados y se es propensa a sufrir torceduras, esguinces e inflamación en la ciática. Para evitar estos riesgos,  se recomienda usar zapatos, cómodos  y planos. De ser necesario el uso de tacones,   puede hacerlo siempre estos sean cómodos y su tacón cuadrado, de una altura no mayor de 3 centímetros,  el tacón con estas características permite tener mayor  estabilidad corporal.

Los riesgos de usar tacones en el embarazo

  • Se incrementa el riesgo de caídas, hinchazón en los pies, torceduras, esguinces y fracturas. Por cuanto el uso de tacones inadecuados, genera la pérdida del equilibrio, aumentando el riesgo de caídas.
  • Las caídas en este estado, son más peligrosas de lo usual, por ende la inmovilización con yeso, durante el embarazo, aumenta cualquier riesgo de coagulación
  • Dolor de espalda e inflamaciones en la asiática. Los tacones, pueden generar deformaciones y dolores en la columna vertebral.
  • Los zapatos, de tacón y ajustados, aumenta, la hinchazón de las piernas y pies, y afecta el equilibrio, creando una incomodidad que te hace perder con más facilidad el mismo, con estas caídas, puede lastimarse él bebe y en casos graves, puede producirse la pérdida del bebe.
  • Pueden generarse deformaciones en los pies tales como juanetes, callos y otras.

Recomendación final

tacones en el embarazo

Lo mejor en estos casos es evitar el uso de zapatos con tacón, y seguir las recomendaciones del médico tratante, para que tus pies estén sanos y se lleve un embarazo tranquilo.

Otros cuidados que puedes tener durante tu embarazo

1 comentario

Añade el tuyo →

Deja un comentario